lunes, 13 de abril de 2009

segunda parte de veda

Andreina le contó a Elizabeth que había terminado con su novio desde hace tres años por una persona que conoció en el curso de ingles que estaba realizando en una institución privada.

Amiga sabes que en mi salón hay un chico demasiado lindo, parece estrella de cine demasiado bueno- dijo Andreina aprovechando un repentino silencio que se hizo entre las otras dos chicas.

Si que bien, y el te ha dicho algo, que ha pasado- pregunto Elizabeth.
Si, amiga bueno yo creo que si hay corazón porque todos los trabajos los hacemos juntos y siempre me llama y me invita pero las veces que lo hace yo no puedo ir porque estoy ocupada.- les contó andreina.
Lidia le respondió- hay amiga que bien me alegra mucho que consigas alguien para ti, que bien.

Elizabeth ¿que tienes esta callada, en que piensas?- le pregunto Lidia.

No nada, en verdad estoy bien pero como ustedes saben estoy terminando semestre y eso me tiene el cerebro consumido, así que no me pidan mucho. Respondió ella sin mucha confianza, pero sus grandes amigas no se dieron cuenta del tono de su amiga.

Las tres amigas pasaron el día de compras aunque ninguna de las tres compro algo pero se sentía mejor con el solo hecho de estar juntas y hablando sin presiones.
Elizabeth llego a su casa tarde en la noche y continuo pensado en las mismas cosas que había pensado la semana pasada, pero ahora se daba cuentas que sus amigas tenia una forma pensar sobre ella muy mal, no es que pensara que era una zorra, sino que simplemente no comprendían lo que ella quería decir, la catalogaron simplemente como una persona sin corazón, aunque era capaz de amar intensamente, y por esa capacidad de sentir tan intensamente es que sus amigas la catalogaron como lo hicieron porque cuando ella no le gustaba algo simplemente no le gustaba y no había poder entre el cielo y la tierra que la hiciera cambiar de parecer.

Luego de pasar varias horas hablando con mis amigas en la universidad llegue a mi casa y de nuevo se alojo en mi cabeza todos mis problemas, bueno en realidad no eran problemas eran inquietudes, pero no quería entrar en esas cosas en este momento, solo quiero disfrutar de lo que me quedaba de la tarde y la poca tranquilidad que tenia, ya que dentro de pocas horas llegarían mis padres y mis hermanas.
Para aprovechar el poco tiempo que tenia agarre un libro de el primer escritor que conseguí, solo para pasar el tiempo y relajarme un poco, mientras lo leía me di cuenta de que mi situación era por culpa mía, había pasado toda mi corta vida intentando guardar para mi todo lo que me molestaba, y mi cuerpo ya no quería seguir aguantando. Por tratar de ser lo que los demás querían, yo había perdido toda noción de quien era.

Al darme cuenta de esto me puse a pensar en lo que mi amiga andreina quería hablar temprano en la salida que tuvimos el día anterior me di cuenta que era serio. Aunque no sabia a ciencia cierta lo que era ya más o menos sabia lo que podía ser en realidad lo sospechaba desde hace bastante tiempo. Ustedes saben que a veces uno sabe las cosas sin que nadie se las diga y uno solamente lo sabe y no hay explicación para eso.

Mis amigas de la universidad eran un caso serio, aun cuando mi manera de pensar con ellas era más abierta, la manera de pensar de ellas no era igual era más cerrada, diferencia de mis amigas de afuera de la universidad, quienes por más que yo intentara no se lograban unir en un solo grupo. Pero bueno al tema como decía mis amigas eran más cerradas que mis amigas de afuera de la universidad.

En realidad no se porque esto es así no se si es por el medio donde crecimos y nos manejamos, pero esta teoría no la apoyo mucho porque yo soy de un pueblo, y mi manera de pensar es muy diferente a la de muchos de mis conocidos, y por otro lado muy parecida a otros.
El lunes en la universidad me senté a hablar con una de mis amigas con Theressa, ¡hola, theressa como estas, como esta Gabriel! –Le pregunte cuando se sentó en la mesa.

Bueno yo estoy bien, y Gabriel espero que este bien, porque termine con el, ya que el muy desgraciado me engaño con una tipa que tenía una pinta de indigente que no se la quita nadie, ni con magia, y eso no es todo tuvo el tupe decirme que porque me molestaba, que si es verdad el se había acostado con la tipa, pero que a quien en verdad quería era a mi, pero que el era hombre y necesitaba un respiro.
Puedes creerlo- me pregunto después de descargarse.
No en verdad no, nunca pensé que el fuera así, y tu que le dijiste- le dije yo.
Bueno primero lo mande bien lejos, porque una persona como yo no la va a conseguir en la vuelta de la esquina y ya más nada en realidad me dio tanto asco, rabia, indignación, que no podía seguir hay en la misma habitación con él. Pero bueno yo creo que esto fue lo mejor por lo menos me di cuenta de la clase de tipo que era antes de casarme, porque tu sabes que hubiese sido triste casarme y darme cuenta de la clase de hombre que es, eso si hubiese sido triste y patético. Me respondió ella en un tono que sonaba tan tranquilo que parecía que estuviese contando la historia de cualquier otra persona y no su historia.

Yo me quede hay observándola, viendo que ella aunque si estaba herida no parecía estarlo, con todo lo que le había sucedido ella todavía radiaba esa energía que te hacia sentir tan calmado y seguro. Ustedes saben que uno a veces se resguarda en los brazos de su madre para sentirse seguro y fuerte, porque nuestras madres tienen ese don de hacernos sentir los dueños del mundo y las personas más importantes. Bueno por lo menos es lo que me hacia sentir mi madre, no se ustedes. Pero ya volviendo al tema del engaño y traición.
¿Y que vas a hacer al respecto?- le pregunte yo.
No se en realidad no quiero hacer nada, no quiero darle más importancia de la que tiene no es el primero ni el último hombre que engaña a su pareja, pero a diferencia de lo que el esta acostumbrado yo no se lo aguante, y lo mande al carajo donde debe estar, pero bueno ya tierra al asunto, se que más a delante dentro de poco me conseguiré a una persona que me quiera, me respete y me merezca, como yo lo haré.- me respondió.

3 comentarios:

Miss Adore dijo...

Se supone que estoy dormida XD, así que seré breve: muy buena manera de enganchar lo ficticio con la realidad. Y me reí mucho con lo de la tipa que tiene pinta de indigente, jajajajaja, pues ya me la imagino como debe ser.
Me gustó, pienso que es una historia parecida a la de muchas personas, que enlaza situaciones similares y a la vez diferentes.

Por cierto, algo totalmente fuera del tema: ¿qué es de la vida de Manuel? XD

¡Besotes!

Alba dijo...

Esta Historia continuara... jajajajajajaja

ZELAI dijo...

Jejejje que bueno que no se deje engañar por el tipejo ese!! Muy buena forma de pensar la de tu amiga y sobre todo tener esa fuerza aash que envidia de la buena.
Saludos!