sábado, 6 de junio de 2009

Libertad.

Me encuentro leyendo, y en medio de la pagina veo que ha caído una lágrima a la pagina, me deprimo por haber manchado con mi lágrima tan perfecto relato.
Me doy cuenta que hace siglo que me escribiste ese poema, no es un poema famoso, pero es tu poema.
Me vuelvo acodar de las noches que pasábamos leyendo y escribiendo no eran los mejores relatos, pero eran nuestras ilusiones plasmadas en papel, eran nuestros sueños.
Los sueños que se rompieron cuando la costumbre empezó a separarnos, cuando ya las pequeñas cosas empezaron a desaparecer. Cuando para notar esos detalles tenias que abrir un espacio en la agenda. Cuando las cenas empezaron a enfriarse y tu llegabas con el amanecer.
Cuando Yo me iba junto con el amanecer.
Recuerdo aquel momento en que me dijiste esto no esta funcionando, yo te respondí ya lo sabia, empezamos esto solo por orgullo, yo estaba segura de que no iba a funcionar, entonces tu empezaste a llorar, por tus mejillas empezaron a rodar esas lágrimas que nunca quise que derramaras por mi.
Me dijiste que tenias la esperanza que con el tiempo yo cambiara. Pero que no fue así.
Fue una ilusión yo fui una ilusión, solo el espejismo de algo que en algún momento fui.
Te digo que no te arrepientas, que por lo menos tuvimos buenos tiempos, que eso ni la costumbre ni nadie no los va a quitar pero que solo llegamos al final del viaje que emprendimos juntos, que esta es mi parada y que espero en el futuro volvernos a ver, y que esas lágrimas que hoy te provoque ya mañana no estén. Que se ocupe con alegría ese espacio que hoy manche con dolor y tristeza al marcharme. Te doy el ultimo beso y me marcho por la puerta, con la esperanza que no me odies si no que me entiendas, no renuncie a ti, solo te devolví la libertad que te había quitado y que estaba poco a poco acabando contigo con tu espíritu.
Esto escrito lo conseguí recientemente en un cuaderno cuando estaba haciendo la limpieza de fin de semestre que siempre hago. Lo leí y me dio cosa porque cuando lo escribí estaba pasando por una situación algo difícil. Pero bueno aquí se los publico porque me gusta mucho aunque cuando lo escribí estaba triste ahorita lo leo y me gusta me hace sentir bien.

6 comentarios:

IvonneChío dijo...

Pues es un muy lindo escrito, que bueno que ahora que lo ves te de alegría leerlo.
ME gustó mucho, saludos!

P´PITO dijo...

sabes que no soy muy adicto a la lectura pero este escrito me ha gustado mucho....

saludos!!!

Myself dijo...

nunca eh llorado.. no escribiendo ni leyendo...


saludos

Nicky dijo...

yo si lloro cuando reviso mis documentos y si cae alguna carta, poema o lo k sea... tu sabes los recuerdos jejeje

saludos

chocolate senXual y Crudo dijo...

Chingado como duele el amor, lo mejor seria sacarse el corazón y meterlo al refrigerador y cuando uno piense que va a volver a sentir, lo mejor es Cortar la parte superior del corazón y luego, con un cuchillo afilado, vaciarlo por dentro, dejando un espesor de un dedo en las paredes. Picar la carne obtenida junto con ternera. Agregar un huevo, queso, nuez moscada, sal, y pimienta. Mezclarlo bien todo y con esta farsa rellenar el corazón. Poner la parte superior y coserla. rehogar el corazón con el aceite y la mantequilla con la hoja de laurel. Regarlo con el vino de Marsala y añadir un poco de caldo. Dejarlo cocer una hora y cuarto. Agregar caldo de vez en cuando para que no se quede seco. Terminada la cocción retirar el corazón del recipiente y conservarlo caliente. Disolver la fécula en salsa y dejarla espesar unos minutos. Cortar en rebanadas el corazón y regarlo con la salsa. si, es lo mejor que se puede hacer en esos momentos, SALUDOS


CRUDO

Myself dijo...

no hay nada nuevo =(